AMOR Y ESPERANZA Y LA MAGICA NOCHE DE SAN JUAN

El pasado fin de semana, la Hermandad de Amor y Esperanza del conocido barrio de San Bernardo y como viene haciendo tradicionalmente en las vísperas a la mágica noche de San Juan dentro del calendario de actos para generar ingresos en la misma, tuvieron un fin de semana de lo mas ajetreado.

 El Domingo 23 por la mañana y por segundo año consecutivo, la Hermandad prestaba su colaboración con un arroz solidario, donde el pasado año todos los beneficios generados por esta iniciativa iban a parar a manos de Cáritas parroquial, pero este año le tocaría el turno a la propia parroquia, siendo esta misma la beneficiaria a tal efecto

Larga jornada Dominical dentro del buen ambiente cofrade, donde fueron muchas las personas que se acercaban para echar un buen rato por los aledaños de la Calle Gaucín a puertas de su Casa-Hermandad, siendo el punto de encuentro de dichos actos.

Gran trabajo por parte de la Hermandad en su totalidad contando también con todos y cada uno de los miembros que componen su Grupo Joven, muy implicados a lo largo de la jornada.

Por la noche y en vísperas a la Noche de San Juan, buen ambiente, ante todo futbolistico, ya que la celebración sería por partida doble, con la retransmisión en directo del partido de la fase de clasificación en su pase a Semifinal de nuestra Selección Española en su enfrentamiento en la Copa Confederaciones con la selección de Nigeria, logrando esta el pase a Semifinales.

A lo largo de la jornada, el Grupo Joven era el encargado de hacer numerosas rifas entre los asistentes, entre ellas una camiseta original de nuestra selección entre otros.

Ya por la noche, fuimos testigos de la Mágica Noche de San Juan en la conocida playa de San Bernardo, mostrándonos esta y como colofón a un día de celebraciones imágenes espectaculares como adjuntamos en nuestra galería.

Agradecer a la Hermandad de Amor y Esperanza en su totalidad, el trato hospitalario que una vez mas tuvieron con el equipo de La Linea Cofrade.

Textos y Fotografías: Jesús Asencio Pérez.

 

Deja una respuesta